sábado, 19 de febrero de 2011

Soledad...

De pronto,abriò los ojos y se dio cuenta...mirò fuera de los vidrios opacos de su cajita de cristal y se dio cuenta.
Pudo finalmente apreciar lo que habìa màs allà de sus barreras mentales,entonces cayò.
El sentimiento de la soledad infinita comenzaba a aplastar su cuerpo como cuando se aplasta a un insecto,sòlo que en càmara lenta.
Se dio cuenta del engaño completo que habìa sido su vida.
Todos estos años viendo la vida en rosa...ahora veìa còmo se quebraban ante ella los cristales...còmo se derrumbaban las paredes del castillo que la protegìan.
Toda una farsa...
Mirò hacia atràs en el tiempo y se dio cuenta que jamàs habìa hecho nada de su vida.Todo lo que conocìa,todo lo que ensaba,todo lo que sentìa...¿Se habìa equivocado?.
Ya no era la princesa del cuento encantado.
Ahora era solo alguien màs del montòn.
No era la hija del rey...era parte del populacho solamente...estaba sola...
Y la soledad continuò aplastando su cràneo..y despertò.
Todo habìa sido un sueño,pero...¿y si tenìa razòn?

No hay comentarios: