jueves, 14 de abril de 2011

LO QUE ELLA DIJO (II)

11/4/2011

Estaba pensando en còmo las cosas que nos dicen los demàs afectan en nuestras vidas.
Pensaba en còmo uno se aferra desmedidamente a las personas y cree que esa uniòn serà para siempre.
En el fondo de nosotros mismos sabemos que nada es para siempre.
Pero,còmo creemos en un par de palabras cuando queremos a alguien.Còmo queremos creer una cosa asì de ilògica.
Y lo terminamos creyendo.Todo se vuelve estable.Por un momento,creemos que conocemos la felicidad.Entonces sonreìmos y decimos:Soy Felìz.
Somos felices al lado de las personas y creemos que se quedaràn a nuestro lado por tiempo indeterminado.
Nuestra mente,nuestro corazòn;ambos crean la ilusiòn de que es asì.Entonces,como una droga,nos mantiene sedados.
Pero de pronto hay un quiebre.
Un quiebre en la situaciòn,un quiebre de promesas...Y lo que se quiebra repentinamente es nuestro corazòn.
Caemos en la realidad.Nos damos cuenta de que sòlo "el siempre" es un "nunca jamàs".
Caemos en la realidad de que no podemos retener a nadie a nuestro lado,como caì yo.
Lo irònico de estas situaciones es que no nos pasaràn una sola vez en la vida.Pueden pasarnos varias veces.
Lo bueno de que nos pase varias veces es que uno se acostumbra a saber que tarde o temprano,uno termina cicatrizando por màs que duela.Porque todos somos fuertes,solo que nuestra voluntad a veces nos falla.
Lo que lamento,es haber vuelto a confiar en esas palabras,dichas por distintas personas,pero idènticas palabras.
Sè que ya no habrà una tercera vez.
Lo que duele,es saber que nada serà igual.Ya no hay encanto.Algo se apagò en mì,dentro mìo.
Ya no queda la ilusiòn,la esperanza de confiar que eso serìa verdad.No sè còmo explicarlo...
Digamos que eso me mantenìa felìz.Era muy felìz.
Por ahora,no puedo volver a decir que recuperarè la total felicidad,pues ahora màs que nunca,el miedo de saber que tarde o temprano no estaràs a mi lado me apaga.En un rincòn de mi ya no hay luces,como hasta hace un tiempo atràs.
En un rincòn de mì ahora solo reinan las tinieblas.
Y yo le temo a la oscuridad...
Sòlo queda dejar que el tiempo pase y disfrutar cada momento como si fuera el ùltimo,porque ahora estoy advertida.Cualquiera de esos momentos podrìa ser el episodio final.
Y aunque yo no lo quiera,sè que va a pasar,porque como decìa en la entrada anterior,las personas tarde o temprano,se van de nuestro lado.
Està en uno intentar disfrutar cada dìa,cada minuto.
No puedo explicar el nudo que tengo en la garganta ahora,ni la terrible soledad que siento.
Harè el esfuerzo para que se termine y para no pensar en el final.
No quisiera escuchar ninguna promesa de nadie màs.Yo soy realista.
No quiero vivir de ilusiones.
Pero por un segundo,entrar en esa burbuja me ayudò a respirar de nuevo.Y creì que no saldrìa de ella.No querìa.El aire fresco en mis pulmones se sentìa tan bien...
Pero ahora que vuelvo al mundo real,siento que me ahogo.
Espero volver a acostumbrarme a respirar el aire sucio que hay aquì.
O construir una burbuja nueva,una ilusiòn mental y pensar que todo es para siempre y no como dice Fabiana Cantilo..."Nada es para siempre"....
En algùn lugar,las cosas son eternas.En algùn lugar,somos todos felices....

No hay comentarios: