viernes, 1 de julio de 2011

Todo se lo lleva el tiempo...

No sè si soy tan fuerte como yo pensaba.No sè còmo puedo seguir engañàndome o engañando a los demàs en esto.
Tampoco sè ya còmo voy a continuar avanzando.Ahora la verdad,no tengo ganas,ni fuerzas.Creo que las vacaciones no me han recargado las pilas,como esperaba que fuera.
Tampoco entiendo que los demàs pretendan que estè todo el tiempo con una sonrisa en mi cara.Ahora no tengo de què reirme.Ni tengo ganas.Estoy cansada de hacer lo que los demàs quieren para que estèn todos bien.
A veces pienso que serìa mejor por un tiempo retirarme de todo para no amargar a los demàs con mi estado de ànimo o mi mal humor.No tengo ganas de estar con una sonrisa pegada permanentemente a mi cara como si todo estuviera bien.Tengo ganas de llorar.Y no està todo O.K.
Hay cosas que no estàn o.k. Mientras los demàs disfrutan,rien,cantan,pasan bien, arreglan salidas,yo simplemente tengo algo en mi mente que no me lo puedo quitar.Còmo puedo hacer para sonreìr para todos si lo que està anclado ahì,en alguna parte de mi cerebro,se està comportando como un virus que todo lo infesta? incluso a mi corazòn...ahora no tengo ganas de sonreìr.Simplemente no tengo ganas de salir,ni de cantar, ni de leer, ni de trabajar, ni de ir de fiesta.No tengo ganas.
Mientras los demàs siguen sus dìas preocupàndose por el clima,por las lluvias, por los mosquitos,por el fin del mundo,por la ropa que usaràn mañana para salir,mientras la vida misma sigue,yo pido un tiempo màs,una pròrroca de vida para quien la necesita.Intento luchar contra la angustia,pero a veces,siento que me termina ganando.El tiempo me termina ganando.El tiempo me està robando minutos de dìas junto a mi padre,y mientras màs sigo tratando de conformar a los otros màs tiempo pierdo,porque no tiene caso.Aùn asì me levanto cada dìa con la mejor cara que puedo e intento salir y distraerme.Generalmente, amo el silencio,pero ùltimamente lo odio.Ultimamente necesito todo el ruido posible de manera que me distraiga.Pero aùn asì el tiempo es un miserable ladròn.Y a cada minuto que se lleva,me deja un pensamiento màs sobre lo inevitable.No puedo jugar a ser Dios.No tengo el tiempo, ni la fuerza, ni el poder. Si hoy pudiera hablar con Èl cara a cara,le preguntarìa cuànto tiempo màs queda,le implorarìa que dejara que el tiempo al lado de mi padre fuese infinito,y aquì en la tierra.Sè lo que muchos van a pensar para sus adentros y lo que incluso mucha gente me podrìa decir:"tenès que aprovechar el tiempo que quede a su lado","tenès que ser fuerte" y todo ese bla bla bla que de nada sirve de consuelo.Sòlo tres palabras podrìan arreglar la situaciòn: "èl està bien".Podrìa una doctora decirme eso?y que sea verdadero?Es angustiante pensar que con tanto adelanto tecnològico,aùn hoy en dìa siga habiendo enermedades que no tienen cura.Enfermedades terminales.Què esperanza queda ante eso?Pues a mì ya pocas.Es desalentador.Y sè que el ciclo de la vida debe cumplirse,nacer,crecer,repruducirse,envejecer...morir.Pero a este ciclo le està faltando una parte.Y no quiero aceptarlo.Tampoco quiero sentirme derrotada,pero por momentos es lo ùnico que siento.Quiero y tengo que ser fuerte por èl.Pero me van quedando pocas energìas.Mientras la vida de todos sigue,algunas se van agotando.Es cruel.El tiempo es cruel.Todo se lo lleva.

No hay comentarios: