jueves, 29 de diciembre de 2011

"En el amor no es vàlido decir "que me quiera como soy".El amor es agradar e intentar cambiar lo que al otro pueda hacer sufrir.
 Vivir para hacer felices a los demàs es el mayor ideal que puedes concebir y el que a tì te harà felìz".

Y es cierto.De què vale ser uno mismo lastimando a los otros?
Siempre creì que el amor lo puede todo,incluso corregir los peores errores que uno tenga.De hecho,yo lucho con eso a diario.
Por ejemplo,lucho a diario con mis celos,y me he dado cuenta de que he cometido tantos errores.Y pocas veces he pedido disculpas.Sòlo cuando he entendido que me equivoquè en algo y siempre que he estado dispuesta a cambiar.Muchas cosas me hacen pensar en esto y hoy justo encontrè esta frase y otras.Es cierto.El individualismo no lo es todo.Hacer lo que uno quiera es llevar una vida egoìsta,porque uno es libre de hacer lo que uno quiera.El detalle està en saber dònde terminan nuestros derechos y dònde comienzan los derechos del otro.El detalle,mi querido amigo,està en darse cuenta dònde està nuestra felicidad y dònde està la del otro.Muchas veces nos creemos libres porque hacemos lo que se nos cante el orto.Y no nos damos cuenta de que con esas actitudes lastimamos a los demàs.Por eso està bueno tener amigos de verdad que nos digan:"Mira,te equivocas en esto" o "lastimas a la gente con esa actitud".Y es que muchas veces estamos tan creìdos de que hacemos lo correcto.Y luego decimos:"bueno,yo soy asì,si no te gusta,jodete".Y asì alejamos a las personas,porque nadie va a estar bancando malos tratos o actitudes que no quiere por amor al otro.Porque eventualmente,el amor se termina y màs cuando hacemos pasar mal a los demàs.No digo con esto que debamos cambiar todo de todo el mundo,ni que tengamos que cambiar todo por los demàs.Pero sì las cosas negativas,sì las cosas que son vicio(y no estoy hablando de vicios como el cigarrillo,por ejemplo,sino de actitudes que son vicio).Lamentablemente he tenido que aprender esto ya.Yo me tengo que amoldar a los demàs,pero no en actitudes que sean nocivas para mi salud.Es bien simple.Si no me gusta,me voy.Y si intento quedarme es porque a veces me quedan esperanzas con algunas cosas.


 Y es cierto.Uno puede intentar cambiar lo que lastima a los demàs.De hecho,estoy conciente de que he cambiado muchas cosas de mì por los demàs,con el correr del tiempo.Y no le veo nada de malo en ello,sè que es por mi bien y que si me lo dijeron era para que me diera cuenta de que ciertas actitudes mìas son nocivas para los demàs.
Y al final es cierto,hacer felices a los demàs hace felìz a uno.Asì que para què negarle la felicidad a otros?
Pero no harè felices a los otros a costa de sacrificar mi felicidad o mi bienestar.Tampoco uno puede ser tan idiota.Hay cosas permitidas y cosas que no.Y yo definitivamente,no permito que nadie màs me lastime o me toque un pelo.
"Pedir perdòn es pedir paciencia.
Es hacerse cargo de la herida que hemos producido.
Requiere de una desiciòn de cambiar el rumbo.
Una herida tras otra puede debilitar en su totalidad el amor."
Pedir perdòn es hacerse cargo,en definitiva,de lo que uno hace.Pero hacerse cargo,como dice la frase,requiere de una desiciòn de cambiar el rumbo.
Cuàntas veces habèis cambiado de rumbo?Cuàntas veces habèis pedido perdòn?
Crèanme,pedir perdòn y seguir con el mismo rumbo,no tiene sentido.
Al menos sè que las pocas veces que he pedido perdòn,no sòlo me he hecho cargo,sino que, el cambio de rumbo,ha sido claro.

No hay comentarios: