viernes, 2 de agosto de 2013

Te voy a extrañar.

Querido Hedwig:

Fuiste, de todas mis mascotas, una de las que más amé y cuidé en mi vida.
Llenaste mis días de muchas sonrisas y alegrías desde que te tuve en mi vida. ¿Te acordás? Eras apenas una bolita de pelos, loco, eléctrico. Apenas me dejabas tocarte.
Con el tiempo me reconocías y te apaciguaste. Y te volviste uno de mis favoritos. El que siempre hacía locuras, el más mimoso.
Hoy te tocó partir y dejar ese cuerpecito peludo. Sé que esto no lo vas a leer, pero mientras escribo, mis sentimientos llegarán hasta vos para que sepas que te voy a extrañar horrores y que siempre te llevé en mi corazón y que ahí te vas a quedar conmigo para el resto de mis días. Y que te amo, mi gordito peludo. Con todo lo que mi corazón es capaz y más.
Te voy a recordar siempre con una sonrisa, porque siempre me hiciste sonreir, con tus piruetas, con tus "cui cui", con lo mucho que te alegrabas cada vez que olías el olor al apio, que tanto te gustaba.
Chau mi gordito. Hagrid y yo te vamos a extrañar muchísmo..... <3 <3
Ya nos volveremos a encontrar.


Publicar un comentario