sábado, 28 de septiembre de 2013

Quinta parte de mi diario.

10/9/2013
18:45_ Terminal de ómnibus_Punta del Este

Estaba pensando, así como de la nada, en lo importante que es el hecho de que en el mundo haya lectores.
Quien lee mucho y encuentra gozo en ello, suele ser una persona imaginativa y con creatividad.
Y en definitiva, eso es lo que el mundo necesita: gente que tenga la capacidad de imaginar, de crear, de tener nuevas ideas. Quien gasta sus días frente a una TV, ¿Qué puede imaginar? La "caja boba" no entrega sueños, al contrario, se los roba. Sin embargo, una historia en un libro, por más mediocre que sea, nos llena de nuevos paisajes, nos obliga a activar nuestra mente, por tanto, a hacer uso de nuestra imaginación. por eso quizás, es que toda mi vida he preferido tener un libro entre manos que mirar tv.
Ojo, no juzgo. Una cosa es recrearse y otra es pasarse el día zambullidos en esa especie de "realidad adormecida" que nos da la tv.

Ya anocheció. En un edificio se encendió una luz marcando el inicio de la noche. A lo lejos veo el mar. Ya tomó el color del cielo y apenas se distingue la línea del horizonte. Apenas, muy confusa. Ahora todo parece cielo. Cielo de azul que aún no es del todo profundo.
¿Qué sentirán los marineros cuando se enfrentan a la inmensidad del mar? ¿Y por las noches? Cuando no se distingue nada en las tinieblas ¿Qué sentimientos surcarán sus almas?
No logro imaginarlo ni por asomo. Creo que yo sentiría mucho vértigo.
Y en las noches de tormenta, cuando las olas azotan sus embarcaciones, ¿qué pensarán? ¿se acostumbrarán a llevar esa vida? ¿no sentirán jamás el miedo a enfrentarse a una fuerte tempestad? ¿no temerán jamás a perderse y quedar a la deriva?
Debe de ser interesante la vida de marinero.Viajar por el mar, conocer nuevos lugares, nuevas costas, nuevas aventuras,diferentes lenguas. Infinidad de amores....
No, yo no quiero conocer a una infinidad de amores porque con conocerte a tí, me bastaría.

No hay comentarios: