lunes, 9 de septiembre de 2013

Sobre Dios y nuestra existencia?

Antes de irme a dormir, quería dejarles una breve(o casi), reflexión que he hecho durante estos días.
Estoy llevando una especie de diario donde voy anotando algunas cosas que se me van ocurriendo, ya que no tengo demasiado tiempo para escribir en mi blog. A medida que vaya pudiendo, las iré transcribiendo a este lugar.

9/9/2013
21:25 hs

Hace unos días atrás se me había ocurrido algo. De seguro no soy la primera en descubrirlo y pensarlo, pero me alegra finalmente haber puesto esos pensamientos en orden.
Y todo comenzó....
Cuando estaba más o menos en 4to o 5to de escuela. Mis padres habían decidido mandarme a un colegio católico en aquel entonces. Por supuesto que ahí nos enseñaban catequesis.
Nunca había podido comprender el cuento de que Dios había creado todo el Universo. Y mis disculpas a quienes sí creen en eso, pero quizás se sientan un poco ofendidos por lo que expresaré a continuación.
Bien, entonces le pregunté a la monja(o no sé quién) que nos daba la clase, a ver quién había creado a Dios. Y ella dibujó en el pizarrón lo siguiente:

----------------__________________________--------------

Y me dijo: "Dios es infinito".
Ok, lo comprendí. No me estaba dando una respuesta que me convenciera.
Lo cierto es que esas palabras acompañaron mi existencia desde aquel entonces. Quizás, probablemente desde aquel entonces dejé de creer ciegamente en las religiones y en las cosas que decía la Biblia. No obstante, nunca dejé de creer en Dios, pese a que en algunos momentos de mi vida, me sentí abandonada por él.
Hace algunos años(no recuerdo exactamente cuántos), comencé a creer que Dios era en sí, una energía, pero no lo tenía muy claro en mi mente.
El otro día, mientras me daba una ducha, se me esclarecieron las ideas, justo cuando menos lo esperaba(sí, recuerden que la ducha para mí siempre es un momento de reflexión, jajaja).
Claro que también recordé muchas de las cosas que mi madre habla sobre metafísica, y para bien o para mal, son ideas que han ido calando en mi mente y en mi imaginación.
Entonces llegué a una conclusión que más o menos, sería así, y ha estado revoloteando en mi mente en estos días, sobre todo cuando estoy un poco adormecida.
Si Dios es infinito, entonces Dios es una energía. Recordemos que la energía no se caba nunca, ni se crea, sino que está en continua transformación.
Desde el Big Bang, hasta ahora. Y todos los cuerpos, la materia, tienen energía.
Por lo tanto, nosotros también.
Esa energía creadora, desde los comienzos hasta ahora, es la misma que forma parte de nosotros.
Así que, llegados a este punto, creo que....Ufff, intento poner esto en orden...
Creo que si esa energía habita en nosotros(somos nosotros), también nosotros somos Dios y Dios es nosotros. ¿Me explico?
Dentro nuestro, en alguna parte.
Y de esa manera, estamos todos conectados.
Conectados por esa misma energía creadora( llámesele "Dios" si ud. desea).
Por eso, no sólo estamos conectados entre nosotros, los seres humanos, sino que además, estamos conectados a cada átomo del Universo, a cada ser vivo, a cada fragmento de materia inerte.
Por eso mismo, es que debemos amar y generar amor para el Universo entero. Como energía que fluye y que nos es devuelta.
Cuánto más nos acerquemos y nos compenetremos con nuestra madre Tierra, más claro podremos verlo.
Y a su vez, al respetar y amar todas las cosas sobre la Tierra, nos estaremos respetando y amando también, a nosotros mismos.
Es la causa y el fecto. Todos somos uno. Uno somos todos.
Todo lo que existe en el Universo forma parte de nosotros y cada uno de nosotros, formamos parte de ese TODO, unidos por esa energía creadora que dio origen al Universo.
Y por supuesto, cada uno es libre de creer en lo que desee, por eso gozamos de libre albedrío.
Hoy por hoy, creo que esta es mi verdad.
No sé si he sido clara en lo que intenté explicar, pero al menos, hice mi intento.
Buenas noches y buena semana para todos.

No hay comentarios: