martes, 12 de noviembre de 2013

21º parte de mi diario. Peces voladores, gusanos de seda, metamorfosis.

Martes. 12/11/2013
17:30pm_Playa Mansa.

Podría haberme ido. Ya podría estar en el bus, pero el día se puso tan lindo que decidí quedarme un rato más en la costa.
Hace calor y yo con tanto abrigo...en fin.
Hay gente tomando sol en ambas costas. En la Brava, muchos surfistas. Recién pasé por ahí. Igual, entiendo que hoy haga calor y se metan al agua. Pero no entiendo cómo les da el coraje para hacerlo en invierno, en esos días congelantes.

Hoy fue...un día normal.
Cada vez se nota más el cansancio en todo el mundo(o sea, me refiero a las personas).
Venía pensando en que, cada vez que los maestros nos juntamos a charlar(incluso fuera de la escuela), siempre terminamos hablando del trabajo. Qué horror! Por qué???
Pero hay maestras con las que puedo hablar de otros temas. Por suerte.
Y a mis compañeros los aprecio a todos, pero a algunos más. Y eso que no suelo generar mucho vínculo, dado a mi personalidad(más bien callada).
Pero hay con quienes puedo hablar de otras cosas que no sea el laburo.
Y es que, estar todo el día metida en la escuela y encima, hablar y hablar de los mismos temas, termina agotándolo a uno mentalmente.
En fin...mientras venía caminando, pensaba en muchas cosas, pero ahora ya me olvidé.

Cuánta paz en este lugar! Adoro esta tranquilidad.
Y encima, de fondo, suena la música de Bob Marley.
Mucha, mucha paz.
En días así, vale la pena quedarme un rato más, aunque llegue más tarde a casa.

Ah!!! Algo importante que contar: uno de mis gusanitos de seda(ah, porque no les conté, tengo 11 gusanitos), ya está haciendo su capullo. Más lindo!!
Quiero verlos transformarse en bellas mariposas. Porque las mariposas y las polillas, no importan el color que tengan, son todas muy bonitas. Es una pena que sean tan frágiles, que vivan tan poco tiempo.
Y siempre comparo las transformaciones del ser humano con eso.
Varias veces he dicho que en ocasiones me siento el gusano que añora con transformarse en mariposa.
Pero, si me pongo a pensar...Y si esa transformación dura muy poco?
Pero ok, eso me lleva a otra cosa.
Quizás, después de todo, el humano vive esa metamorfosis como una especie de ciclo. Primero se es gusano. y nos "alimentamos" lo suficiente hasta armar el capullo.
Mientras estamos en él, pasamos a estar en una etapa de transición, donde procesamos todo ese "alimento" y nos preparamos, lentamente, para el gran cambio.
Hasta que finalmente, somos bellas mariposas. En ese breve lapso, ponemos los "huevos". Luego morimos.
Pero tratándose de humanos, simplemente nos convertimos en unos gusanos(mejores que los anteriores).
Y así volvemos a sufrir toda la metamorfosis, pero siempre para mejorar. O eso se supone.
Quizás, el período de mariposa dure muy poco.
Y entonces quizás, mueres de verdad.
Y en la próxima vida, nacemos de nuevo como gusanos, pero siempre un poco más sabios.
(Adjunto foto de mi gusanito haciendo capullo).



**Debo hacer un corte para comentar algo: acabo de ver a un pez saltar dos veces. perdón, 3 veces. No. 4.
Y más a lo lejos, otro pez. Eso se ve divertido. Momento!! Yo también quiero ser pez...Y ahí va otra vez. Qué genial!!!(adjunto dibujo)

Y no era un pez pequeño. O sea, no era una mojarra.
Oigan, a mí me jodieron con esto de ser humano.  ¬¬''
Yo quiero ser pez. Por un rato...pero con mi mala suerte, seguro duro poco. Apenas caiga en el agua, seguro me come una gaviota.(otro dibujo)

Bueh, es lo que hay.
En fin...
Basta de gaviotas, peces, gusanos y mariposas.
Volvamos al tema principal: VOS. Ah, no. Hoy no era ese el tema. Hoy sí, digo. Quise decir, ahora no. xD
Ya dije todo lo que tenía que decir(más bien, ya escribí). Aquí llueven coquitos de la palmera. Espero que no me caiga ninguno en la cabeza.
Ya que el destino se burla de mí, al menos me alegra saber que la naturaleza está de mi lado. Al menos a la palmera no se le ocurre escupirme en la cabeza.
Me tengo que ir.(un dibujo más)

Me fui.













Publicar un comentario