lunes, 25 de noviembre de 2013

Si tan solo pudiera...

Vieron? Yo se los digo, el destino se mata de risa en mi cara...
 Y mi cobardía también. Ustedes pueden creer que haya persona más cagona, (cobarde, o como carajo le quieran llamar), que yo?
Llego a la terminal de buses, por supuesto, lo primero y único que veo(porque al parecer mi vista se ha "auto-entrenado" para detectarlo fácilmente a la distancia o entre cualquier multitud) es a él. Ya empezamos mal. Me metí al baño e intenté aquietar un poco mi corazón porque, como siempre que lo veo, tuve la sensación de que hacía una grieta en mi pecho y luchaba por salir.
Tuve luego que pasar por al lado de él y como siempre, idiota yo. Miré como para decirle hola, pero no lo hice porque el hola se me atascó en la garganta.
He aquí que cuando subí al bus, me despedí de una colega y fui a sentarme. Nuevamente tuve que pasar por su lado y le dije "hola". Pero no obtuve respuesta. No sé si no escuchó o si simplemente no quiere saludarme. Y en serio que me da la sensación de que es lo último. Habré hecho algo para que me tome fastidio? O a lo mejor es sólo mi mente que pone sus ideas estúpidas...

Bueno,avancé hacia mi asiento, llevándome todo por delante de los nervios, pero me pasé. Tuve que retroceder por lo que nuevamente me llevé todo por delante(debe de pensar que soy retrasada. Él y la gente en general.). Y cuando veo dónde está mi asiento...adivinen qué? Al lado de él. Pero no juntos, sino, con el pasillo de por medio.
Por tanto, el viaje fue una tortura. El hecho de tenerlo al lado y no poder ni siquiera contarle un chiste(o sea, digo chiste como podría decir...caracol xD), me estaba desesperando.
Nuevamente escribí otra esquelita, esta vez un poco más larga que la anterior. Nuevamente dije: "esta vez sí que se la doy". Terminé de escribirla, doblé el papel, y esperé a que se levantara para dársela. Y adivinen qué????
No, no se la di.
 Incluso había abierto levemente la ventana para dársela, igual que la vez anterior. Pero no pude hacerlo. Simplemente no pude.

Este tema me está superando.
Igual, yo tengo bien en claro que él no va a corresponder mis sentimientos, pero yo necesito hacer el intento de decírcelo. No gano nada con que se entere. Pero tampoco pierdo nada. Además, suponiendo que se moleste conmigo por decírcelo y no quiera saludarme más, mucha diferencia no le va a hacer. De todas maneras, ya ni nos saludamos. Así que, por qué carajo no puedo arriesgarme? No puedo perder más tiempo.


Publicar un comentario