lunes, 30 de diciembre de 2013

Balance 2013.

Bueno, como cada año, aquí estoy, nuevamente, haciendo un balance de todo lo acontecido durante este año que....UFFFFF! Qué año!

Cosas malas, no sé si hubo. Porque...la verdad, ahora por más que lo pienso, me doy cuenta de que muchas veces yo me enojo o en ocasiones me pongo mal por algo, pero en seguida se me pasa y luego ya no recuerdo por qué me había enojado o me había puesto mal. Jajajaja. Esta cabecita mía que se olvida de casi todo....
En fin, comencemos...
 Y quiero empezar resaltando el hecho de que, en el correr del año, he conocido a un montón de personas, como nunca jamás antes pensé que iba a conocer en un solo año.
La mayoría de esas personas las conocí durante mis viajes en la tan hermosa empresa de COOM. jajajajaja.
Sí, es que ese tema da que hablar....

A ver, conocí a una señora que me empezó a hablar de la nada. No, en realidad, me preguntaba cuándo llegaría el bus y ahí empezamos una charla. Una persona muy simpática a quien por desgracia, no he vuelto a ver.
Pero antes de eso, conocí a una persona por la cual terminaría perdiendo la cabeza. Alguien con quien apenas pude cruzar palabras dos veces, dos míseras veces, pero fue suficiente como para continuar el resto del año pensando en esa persona X. Y ya todo el resto de lo que me pasa lo saben, porque le he dedicado más entradas en este blog que a cualquier otra persona en el mundo. Lamentablemente, las charlas no continuaron, provocando en mí una especie de desesperación por hablarle y etc etc...para qué seguir contando? Qué voy a decir? Que he sido una cobarde por no animarme a hablarle más? Eso también ya lo saben.

Otro día me tomé un taxi, iba con mi guitarra, y terminé teniendo una linda conversación con el señor taxista que resultó que, aparte de haber tocado la guitarra durante su larga vida, también era violinista. Y me contó sobre su señora, y me dijo que ella tocaba el piano pero que a causa de su edad y un problema con sus huesos, ya no podía seguir tocando. Pensar, que hay tanta gente bella en el mundo y uno a veces se queda enfrascado en la misma rosca....

A veces desearía ser mucho más sociable, por llamarlo de alguna manera, y tener la capacidad de hablar más, para poder conocer más historias de vida.

Ya llegado fin de año, conocí a otra muchacha, cuyo nombre no tengo ni idea, pero con quien me reí mucho durante nuestras conversaciones de ómnibus. Otra persona muy simpática que se cruzó en mi vida de la nada.

Bien, y podría seguir y seguir....

Qué más ocurrió este año? A ver...

Recuerdo que en mi balance del año anterior deseaba que me tocara nuevamente con mi grupo de alumnos y este año así fue. También vinieron alumnos nuevos, pero qué puedo decir? Todos geniales. Un grupo hermoso. Pasamos un año tan tan lindo! De tantas risas, tantos aprendizajes y tantas cosas compartidas! No me puedo quejar de nada, sólo me queda agradecer tantos momentos bellos que vivimos.

Y siguiendo con el laburo, fue un buen año. La escuela cambió, dejó de ser una escuela urbana común para transformarse en escuela de tiempo extendido. El trabajo fue el doble, pero los aprendizajes fueron muchos. Descubrí que no era tan mala para trabajar con niños pequeños. Hasta este año, siempre había huído de las clases chicas porque sabía que no eran lo mío. Pero trabajando en el taller con ellos, me di cuenta de que tan malo no era. Pese a que al principio lloraba y me amargaba como loca porque no sabía qué carajo hacer.
Ellos me recibieron con los brazos abiertos y al final, terminé descubriendo a un montón de personitas pequeñitas pero de gran corazón. De todas maneras, no sé si podría trabajar las clases normales con ellos...jjajajaja. Pero los talleres fueron buenos.

En cuanto a mi salud, este año no fue el mejor, pero tampoco estuvo tan malo. Llevo en cuenta dos desmayos, muchas visitas al médico...pero en fin....podría haber sido peor (?

En el amor no me fue para nada bien. Jajajajajaja, sigo sola y loca y mi corazón persiguiendo a una sola personita y vete a saber por qué. No me quejo. Estoy bien así.

Han habido muchas tardes de guitarra con amigos, mucha, pero mucha lectura, algunas salidas.
Comencé a practicar la meditación, cosa que me ha traído mucha alegría y tranquilidad para mi alma. Y cosa que seguiré practicando durante el año entrante, pero sé que aún debo ponerle más ganas. Más voluntad, sí. Esa es la palabra correcta.

Este año he sido mucho más "positiva" por decirlo de alguna manera. Ya saben: para mí, la vida va a ser siempre una caca, pero tiene sus cosas buenas. Hay cacas buenas y cacas malas xD jajajajajaja

También he pasado mucho tiempo sola, pero me ha ayudado a descubrir más cosas de mí. Comencé a escribir un diario, le dediqué más tiempo a la escritura, retomé el dibujo y comencé a pintar. He hecho muchísimas cosas este año. Y me ha dado el tiempo para casi todo, eso es bueno. Creo que fue eso: administré mejor mis tiempos.

En sí, pareciera que fue un año muy estático si lo miro desde afuera, pero los cambios que se han dado en mi fueron más bien interiores. Me dediqué este año a cultivarme más por dentro. Ese no es tiempo perdido.
Quizás, no cuidé tanto mi exterior, pero esas cosas ya ni me preocupan. Por ahí hay un dicho que dice: "mente sana, cuerpo sano", y es así, mientras uno se cultive por dentro, lo demás, estará bien.
Me dediqué a descubrirme por dentro, más de lo normal. A mirar más hacia dentro y cambiar algunas actitudes mías que antes no me llevaban a nada, más que a preocuparme por boludeces que no se merecían tanta importancia.

Y bueno, creo que eso es todo. No tengo hoy muchas ganas de escribir. Pese a que dormí todo el día, estoy agotada. Tengo mucho sueño, así que creo que leeré un rato y me dormiré.

Buenas noches para todos y que tengan un buen comienzo de año. Abrazos!


No hay comentarios: