domingo, 11 de mayo de 2014

El ciclo de la vida continúa.

Hola, mis queridos lectores. Cómo están hoy?
Sinceramente, espero que bien. Que muy bien.
Hoy quería dedicar una entrada especial a un ser hermoso que nos dejó en esta mañana. Estoy hablando de mi querido Silvestre, como muchos/as de ustedes ya sabrán, era mi gato. Con 14 añitos abandonó hoy este mundo terrenal y partió sin dudas, hacia algún lado mejor, en otra parte, en otro mundo.
En casa ya sabíamos que esto sucedería más temprano que tarde. Lo veíamos venir. Hacía muchos días que venía mal él. Estaba bastante débil, comía poquito y nada. Así que, tarde o temprano, iba a pasar.
Pero me queda el consuelo de saber que ahora no va a sufrir, lo cual no es justo para ningún ser vivo.
Me queda todo el cariño incondicional que él me dio, pese a que no nos llevábamos super bien desde aquel día en que Daysi pasó a ser parte de la familia también.
Era, como le decía yo, un viejito rezongón, porque cuando lo acariciaba se enojaba conmigo pero seguía ahí pidiendo mimos.
Y también era un super gato, porque pese a todas las batallas que tuvo, seguía con vida. Y lo digo en serio. Este gato tenía más de 7 vidas!
Lo voy a extrañar y voy a extrañar sus locuras.
No sé si voy a querer tener otro gato. Los animalitos son irreemplazables. Nadie lo va a poder reemplazar a él. Sería como pretender tener a otro Hedwig (Mi cobayito, que partió el año pasado). Nadie ocupará sus lugares. Y siempre estarán en una parte de mi corazón.
Porque es eso...cuando una de nuestras "mascotas"(que no creo que sea la palabra correcta ya que las mías son como de mi familia) se va, es como si se llevaran una parte nuestra consigo.
Te voy a extrañar mucho, precioso! Ojalá y allá donde quieras que estés, puedas encontrarte con tus amigos gatunos y comas mucho pescadito, y pases horas durmiendo al sol, como a vos te gustaba.
Te quiero <3


No hay comentarios: