miércoles, 14 de mayo de 2014

H. R. Giger.

Hoy me enteré de esta lamentable noticia: se nos fue otro gran artista. Lamentablemente.
Me pregunto si cuando un genio muere, vuelve a nacer otro en su lugar. El mundo se nos está quedando sin mentes maestras...
Y da la casualidad que justo anoche estaba buscando imágenes de sus obras para postear en facebook y al final, como la mayoría me gustan, no me decidí por ninguna en especial. Y pensaba al ver imágenes actuales de él: "Pucha, que está viejo este tipo"...
Para quienes no saben de quién hablo, pequeña presentación. Más que nada la idea es hacer una pequeña síntesis de su vida, dado que tengo poquito tiempo. Para ello me voy a valer de un libro que tengo aquí presente, plagado de algunas anécdotas que él mismo cuenta y de alguna que otra información que he ido recopilando de él por ahí.
H. R Giger nace un 5 de febrero de 1940, en Suiza.
De niño asistió a un jardín de infantes católico, dónde, según él dijo en una entrevista: "siempre había que rezar cuando nos portábamos mal, nos ponían delante de un cristo ensangrentado, y nos recordaban que éramos culpables de su dolor".
En el año 1962, se traslada a Zúrich a estudiar arquitectura y diseño industrial y allí surgirían sus aclamados dibujos en tinta china "Los niños atómicos".






Nosotros, niños atómicos

Les estamos agradecidos a nuestros progenitores,
que durante el gran boom
y siguiendo el reglamento atómico suizo
se tiraron al piso de acuerdo a sus reflejos
y muy educadamente contaron hasta quince,
pues de lo contrario no existiríamos.

Nosotros, los niños atómicos, no queremos moralizar,
a nadie queremos recriminar;
simplemente queremos,
que ustedes se acostumbren a nosotros y aprendan a
querernos.

Sólo que no podemos garantizarles nada,
pues tan pronto seamos mayoría,
ustedes serán los anormales
y quizás tengan que sufrir por eso.

H.R.G. 1963
Oposición/democracia viva.


Recuerdos de Juventud en Chur

"Ya desde temprana edad empezó a atraerme el sexo opuesto. Los lugares que más me interesaban eran los más oscuros.
Por ese motivo, tan pronto como pude hacerlo solo, empecé a vestir de negro. El lugar más oscuro de toda la casa era bajo una mesa que estaba en una habitación sin ventanas, que utilizaba como mi cuarto de juegos. Allí jugaba yo con mi tren, con osos y marionetas. También con armas hechas por mí mismo: arcos y flechas, llaves americanas, dagas y otros objetos que despertaban mi entusiasmo.
Sin embargo, hubiese hecho lo que fuera por el bello sexo. Lo malo es que las damitas en cuestión no le hallaban gracia a mis juguetes. yo era terriblemente tímido, a menudo me escondía en el sótano o en el establo".

El túnel fantasma.

"Se trataba de un monoriel que empezaba en el corredor de la Storchengasse 17, seguía una curva en S con dirección a una puerta de vaivén, que mediante un golpecito volvía a caer en su posición original. El pasadizo estrecho y oscuro que había detrás terminaba en una curva hacia la izquierda y estaba lleno de esqueletos, monstruos y cadáveres de cartón y yeso. Las bombillas de baterías de bajo voltaje-que habíamos robado de motocicletas aparcadas en la calle y que habíamos pintado de colores-procuraban una luz tenebrosa y fantasmal. los fantasmas, las sogas de las que colgaban ahorcados o los resucitados saliendo de sarcófagos eran movidos por mis amigos, que hacían también los correspondientes sonidos".

"Empecé a transfigurar la habitación que estaba un piso por encima de nuestro apartamento y que contenía el tren eléctrico, la convertí en el cuarto oscuro. La dispuse para poder tocar jazz con mis amigos, y para seducir muchachas".

El cuarto oscuro, 1960.


Sus primeras publicaciones fueron incluidas en 1959 en revistas como "Clou", "Hotcha", el periódico escolar del colegio del cantón de Chur, donde imprimieron "Niños atómicos", que él había dibujado en los bordes de los planos.
"Bajo mi nombre, en la guía de teléfonos pusieron: arquitecto de interiores. Esa era la profesión que mi padre había deseado para su hijo.(...) nadie me ha llamado por cuestión alguna de arquitectura interior. Gracias a Dios".

Vlad Tepes, 1978.
Acrílico sobre papel/madera, 200 x 140cm


H. R Giger tiene el poder artístico de intimidar y de provocar miedo o asco, constantemente es malinterpretado y juzgado a destiempo, sobretodo por pequeño burgueses que no tienen idea de lo que es la libertad artística. En el mundo del arte ha sido la inspiración de una generación de pintores, fotógrafos, escultores y cineastas y hasta algunos escritores han sentido su influencia o se han alineado a su obra. Giger salta a la fama hasta la década de los ochenta cuando sale la película de ridley scott ALIENS, anteriormente había sido invitado por lynch para el film de ciencia ficción DUNE, después del impacto que deja ALIENS, todo mundo voltea a verlo. Por fin alguien le había dado a la ciencia ficción ese elemento artístico que durante décadas se había trabajado con pobres resultados. GIGER había por fin pintado la esencia del mal. Su estilo mayormente es la utilización de aerógrafo, y se inspira en la biomecánica. (Antigua tecnología que utilizaron los MAYAS del viejo imperio, Los egipcios y los sumerios, maquinas hechas de elementos biológicos, no metálicos ni combustibles sólidos) 

Según lo confiesa en su biografía su mayor influencia es DALI y Jean Cocteau y en literatura H.P. LOVECRAFT (creador del terror cósmico, al que le han seguido los seguidores de los anunakis) además ha trabajado en el diseño de la portada de muchos discos y también en el diseño de videojuegos. 
(Fuente: http://www.taringa.net/posts/arte/10090438/Arte-Fantastico-H-R-Giger.html)

Lovecraft y el Necronomicón.


" Si mal no recuerdo, la primera vez que escuché algo sobre el mito del CTHULHU y del Necronomicón fue cuando un escritor suizo, Robert B. Fischer, editó una revista llamada Cthulhu-News. En el segundo número fui yo quien se encargó de las ilustraciones".

La pistola pulverizadora

"Muchos artistas y entendidos del arte opinan que lo que se hace con pistola pulverizadora no puede ser arte. ¡Cómo si el pincel fuese garantía de calidad! En mi opinión, uno ha dominado la técnica del spray-para mí, el medio más directo- cuando en el cuadro no se nota la técnica utilizada.(...) Una vez la policía aduanera holandesa creyó que mis cuadros eran fotografías. ¿Dónde podría yo haberle tomado fotos a tales sujetos? ¿En el infierno quizás? Hicieron intervenir a un experto para que certificara que habían sido hechos con pistola pulverizadora, y sólo entonces me permitieron usarlos".

Illuminatus I, 1978.
Acrílico sobre papel, 100 x 70cm.



Biomecanoides.

En 1986 realizó su carpeta de grabados Biomecanoides. "Yo los entendía como una fundición armónica de la técnica, la mecánica y la criatura. La investigación genética nos prepara aun un par de horrores. La clonación es ya de por sí una pesadilla. Mellizos siameses trabajando como obreros, un vientre, dos cabezas, cuatro brazos".







Alien.

"Después de haber pasado más o menos tres meses pintando treinta cuadros para el proyecto ALIEN para Ridley Scott y la Twentieth Century Fox, fui llamado a Inglaterra para supervisar y elaborar la decoración de la película en los Shepperton Studios".





Cuando "Alien, el octavo pasajero" se estrenó en 1979, se convirtió de inmediato en un éxito.
Hollywood reconoce el talento de Giger otrogándole un Óscar a los mejores efectos especiales.



Bueno, queda mucho en el tintero, pero de momento, es lo que voy a postear. Ya me llevó un par de horitas hacer esto y bueno, debo irme a dormir. Espero que les haya gustado.
Un saludo, lectores! Buenas noches.



No hay comentarios: