lunes, 30 de junio de 2014

Vacaciones, vacaciones...las quiero :D Les cuento un poco estos días.

Hola! De nuevo. Y es que esta entrada, en comparación con la anterior, es un poco más desestructurada y la vengo cancelando desde la semana pasada.

Les cuento que finalmente empecé mis vacaciones y no puedo estar más felíz, contenta y radiante.
Varias cosas cortitas tengo para contarles de la semana pasada, que fue un poco...caos. Al menos en cuanto a mis horarios y en temas de alarmas y levantarme temprano y toda la cosa esa.
A ver, que ya de la semana pasada hasta hoy estoy media olvidada.... a ver...qué pasó.....?
Bueno, recuerdo que todos mis problemas estuvieron relacionados con las madrugadas.
Hubo un día en que desperté, miré el reloj pensando que me había dormido y leí "5: 30". Me tenía que lavantar porque ya era tarde, sin embargo dije: "hasta que suene la próxima alarma". Me llamó la atención que no había sentido las alarmas anteriores(que suenan entre 5 y 5 35 cada 5 minutos para lograr despertarme). Cerré los ojos y cuando desperté de nuevo, eran 5 40, supuestamente. Entonces me di cuenta de que no era tarde, sino tardísimo. me levanté corriendo, preparé el desayuno mientras aprontaba todo corriendo. Cuando me senté a desayunar, me volví a repetir que qué raro no habían sonado las alarmas. Pensé que quizás el celular se había apagado(aunque en realidad, estando apagado deberían sonar de todas maneras). Entonces agarro el celu para confirmar que estuviese prendido. Y no sólo estaba prendido, sino que además...me había levantado UNA HORA ANTES. Cuando leí "5 30" la primera vez, en realidad eran las 4 30. Genial lo mío. Así que terminé riéndome de mi idiotez y desayuné tranquila mientras leía un libro. Después de todo, valió la pena.

Al otro día, otro altercado con las horas. Cada vez que sonaba la alarma, leía que eran las 5 30(evidentemente, esa es una hora de mierda). Por suerte no me dormí ni nada.
Pero el jueves cuando salíamos de la escuela, le comentaba a mi colega que tenía mucho miedo de dormirme al otro día(además, con mi mala suerte, era seguro que me pasara justo el día antes de comenzar las vacaciones y justo el día que tenía planeada la coreo con los alumnos).O sea, tenía que ir sí o sí. No podía dormirme por nada del mundo. Y qué pasó?
Lo siguiente: me desperté aturdida y sin saber si habían sonado las alarmas, pero algo me decía que era tarde. Busqué el celular y no estaba en la mesa de luz, por lo cual, algo me hizo saber que no todo estaba bien. Agarro el encendedor(pues la luz está lejos), lo prendo, intento ver la hora...y eran las 6 30. El bus ya se había ido, por tanto, sí señores: me había dormido! Me levanté puteando y de mal humor y más que nada, a punto de ponerme a llorar!! jajajjaja Bueno, pero no había más que hacer. El celular andaba debajo mío, en la cama. Evidentemente sonó y lo apagué todas las veces(eso quiere decir que ando cansada hasta por demás). Esa hora que me faltó para levantarme antes fue la hora que me había robado el otro día cuando me había despertado a las 4 30. jajajaja
Bueno, me levanté, desayuné, leí un poco y esperé al otro bus(pero obviamente,  llegué 40 minutos tarde al trabajo). Bueno, no fue tan malo, pero, no me gusta eso de llegar tarde a trabajar. En todo caso podría faltar directamente, pero no ese día. Tenía una misión que cumplir (? En fin, que luego la coreo salió buenísima. Tengo la canción del carajo esa pegada por haber pasado dos semanas escuchándola día tras día, pero valió la pena.
Y el viernes, para inciciar las vacaciones, nos juntamos un rato con un amigo a jugar al play. Luego de que él se fue, yo me acosté, estuve mirando unos videos  y lo que sucedió luego, me dejó un poco preocupada.
Me pasó como a las dos horas de haberme acostado. No sé si se debiera al cansancio, pues estaba haciendo fuerzas para seguir despierta(ya que por regla general, no me duermo al menos antes de las 3 un viernes y menos cuando empiezan las vacaciones. NO. Cada hora vale oro. ORO. jajaja). Entonces comencé a sentirme mareada. Me recosté un poco(ya que en este año me había pasado otras dos veces, pero siempre me recuesto o directamente me acuesto a dormir y listo). La cuestión es que me dieron ganas de ir al baño(muchas, me hacía pis, literalmente. jajaja). Me levanté, pero me di cuenta de que estaba MUY mareada. Y no sé cómo llegué al baño y mucho menos tengo noción de cómo volví a mi cuarto.
La cuestión es que cuando volví en mí, estaba tirada entre mi cama y el ropero. Sí, me había desmallado. En ese momento no pude levantarme, así que me quedé unos minutos en el suelo, tratando de volver en mí, pues mi cabeza estaba muy desorientada.
Qué fue exactamente lo que me pasó? Aparte de saber que me desmallé. Pues ni idea. Ni idea del por qué.
Cuando volví un poco en mí, comencé a sudar. Era un sudor frío, así como me ha pasado otras veces que me mareo y siento que me voy a caer. Con la diferencia que la mayoría de las veces no me caigo ni me desmallo(salvo las dos veces que me pasó el año pasado cuando fui a sacarme sangre. Recuerdan eso? Jajajjaa Qué papelón.Pero eso tenía una causa justificada: las agujas. LAS AGUJAS!).
En fin, al otro día cuando me fui a bañar, me di cuenta de que me había raspado una rodilla y me dolía un hombro también. La saqué barata, porque bien podría haberme caído en otra parte de la casa y haberme dado un golpe salado en la cabeza. Menos mal no fue así, sin embargo, me preocupa un poco. Sobre todo porque esto de marearme ya me pasó otras veces en otros fines de semana estando sola en casa....

Bueno, pero dejando eso de lado, les cuento que comencé las vacaciones con todas las pilas y deseando que no se pasen nunca.
El sábado estuve mirando un poco de anime, concretamente el anime basado en el videojuego BlazBlue. No lo he terminado, me queda la mitad de la serie. Qué les puedo decir? No está mal. pero prefiero el videojuego.

También he estado leyendo mucho. Benditas sean las vacaciones! Las amo.
Ayer emepecé a leer el Quijote de la Mancha(que aunque no lo crean, nunca lo había leído, ni siquiera lo estudié en el liceo). La cuestión es que hasta el momento me ha encantado. Y después de comer me dio un poco de sueño, así que leí un capítulo más y me eché una siestita. Y en esa siesta, soñaba con dos reinos diferentes y unos que se raptaban a la reina del otro reino, y éstos otros en venganza, se raptaban a su reina. Entonces llegaban a un acuerdo para hacer un intercambio, pero uno de ellos mentía y no iban a devolver a la reina, sino que había sido todo un engaño bien planeado. Y los otros se enojaban y comenzaban una guerra y ahí desperté. Carajo! u.u Me quedé sin saber el final. Por qué no soñaré esas cosas más a menudo?
jajajjajaa
Bueno y básicamente eso es todo por ahora. Recién es martes, OMG.
No, es lunes, perdón. Menos mal.

Lo lindo que tienen las vacaciones es que no existen ni las horas, ni los días. El viernes apenas llegué a casa me saqué el reloj y desde entonces, ni idea de en qué hora vivo. Cuando me da sueño, duermo. Cuando quiero comer, como. Y así. Es tan genial no depender del tiempo!!!!!!

Ah!!!! Y me había olvidado de contarles las buenas nuevas! Llegó a casa una nueva integrante. En realidad todavía no estoy segura de si es nena o varón. Es un hámster. Uno de mis alumnos me dijo que le pusiera "Tapita" y bueno, así quedó. Es muy graciosa. Duerme todo el día. Se pasa metida en la casita y sólo sale por la noche o la madrugada, come, juega en su ruedita o se trepa al techo de la casa. Es muy mimosa :D
Les dejo unas fotos para que la conozcan y me despido!!!!




No hay comentarios: