sábado, 5 de julio de 2014

Cartas a quien las quiera leer. Parte IV? Creo que parte IV, sí. 5/7/2014

Querid@ X:

                   Wow! Me parece que hace siglos que no escribía una de estas cartas.
Debo admitir dos cosas:
1) He estado muy vaga.
2) He estado corta de ideas.

Bueno, en realidad, lo segundo no es tan así. Se me habían ocurrido algunas cosas, pero el punto Nº1 ha golpeado con mucha fuerza mi cuerpo. Y mis manos también.

Pero, ¿y cómo has estado? ¿Qué ha ocurrido en tu vida desde la última vez que me leíste?
Te cuento que yo he estado bien. O eso creo, porque en realidad ni recuerdo la semana pasada(o sea, la pasada-pasada). 
Ésta que pasó, sí que la recuerdo bien porque en realidad, ha sido, prácticamente, una semana genial. Entre vacaciones, libros y charlas...lástima que las vacaciones se pasen tan rápido. ¿No sería posible vivir en un estado de eternas vacaciones?
A veces pienso: cuando sea vieja y me jubile y tenga todo el tiempo para hacer lo que me plazca...¿será posible o seré una vieja decrépita que no puede hacer nada?

Y no...por las dudas, uno no se puede arriesgar. Hay que vivir el ahora. Además, uno nunca sabe cuándo será su último día sobre la faz de la tierra.
Y creo que, respecto a eso, hay dos cosas que me obsesionan(o me obsesionaban) en mi vida: La muerte y el Tiempo.
Dos cosas que de hecho, tienen puntos en común.
Diría yo que el tema de la "muerte" lo he ido superando a lo largo del tiempo.
Pero la obsesión con el Tiempo...NO. Eso no lo logro superar de ninguna manera. Pero hoy no quiero hablar del tiempo porque ya le he dedicado demasiadas líneas con anterioridad en este blog y en casi todo lo que escribo.

Vamos a hablar un poco de la muerte...aunque quizás no sea algo de lo más agradable para hablar un sábado por la noche. Pero dado que no tengo interesados para hablar de estos temas, los escribo.

Pero, ¿por qué te hablo de esto?, querrás saber. Y es que en estos últimos días o bien he leído algo, o bien me lo recordaron o bien yo recordé algo.
El otro día me enteré de que alguien a quien yo conocía y apreciaba, había muerto. Me enteré tarde, claro. Hacía mucho no veía a esa persona. Me invadió como un sentimiento extraño. No sé. Y me hizo recordar otras cosas. 
Y entonces me puse a pensar en cuanto había cambiado mi manera de pensar en cuanto a la muerte.
Creo que antes le temía. Hoy en día veo que me chupa tanto un huevo!...

A ver: no es que no me toque de cierta manera, saber que alguien muera. No me refiero a eso.
Yo...lo que veo es que la gente cree en general, que la muerte es algo horrible. Y velan a sus muertos y luego les llevan flores(a veces, hasta de plástico ¬¬ ), a sus tumbas.
Y realmente me causa un poco de gracia...sobre todo porque en vida a veces ni se acordaban de ellos y luego...los lloran.
¿Sabés una cosa? Yo aprendí mi lección al respecto y trato de no olvidarme de ello. Lo tuve que aprender de mala manera, pero en fin. Que me quedó claro. Que hay que darle a las personas la atención que se merecen mientras están con vida porque después...de nada sirve llorarles o ir a visitar sus tumbas y etc etc. Absolutamente de nada.

Pero, ¿y qué es la muerte más que un mero cambio de papeles? ¿Por qué la gente le teme tanto a morirse? ¿Será porque piensan que aun tienen cosas pendientes que hacer? 
¿O porque creen que aun son muy jóvenes para morir? ¿O porque le temen a lo desconocido? ¿Qué habrá más allá? Vete a saber.
¿Y si en definitiva, no hay nada más que oscuridad eterna? Como si nos durmiésemos para siempre sin saber que estamos muertos.... ¡Vaya uno s saber!

De lo que estoy segura es de que no existe un infierno con fuego y sufrimiento eterno, ni azotes y mujerzuelas que nos bailen sexy sobre una mesa; ni diablo, ni llamaradas. No,no.
Todo eso ya existe en la Tierra y tenemos que vivirlo cada día(menos la parte de las mujeres sexys bailando sobre la mesa....ejem.).
Cada día de nuestra estúpida existencia puede ser el verdadero paraíso o el mismísimo infierno. En fin, que me voy de tema...

Como te decía, creo que la muerte es solo un cambio de papeles. Dejar este cuerpo humano asqueroso para convertirnos en....¿luz? ¿energía? ¿comida de gusanos? Qué sé yo...quizás...¿reencarnar en otro cuerpo? 
Por eso no voy a entender el hecho de que cuando alguien muere, se haga velatorio y esas cosas. (además, convengamos que hasta la muerte se convierte en un negocio en el mundo enloquecido en el que vivimos). Me parece inútil irle a llorar a quien ya no está dentro de ese cuerpo.
Ojo! Llorar está bien. Uno se siente triste, perdió algo(más bien, a alguien, que es peor. Porque lo material ya sabemos que se puede reemplazar, pero las personas, NUNCA jamás).

Y las personas quedan ahí, en la memoria de uno, en nuestro corazón. Y con eso,la muerte nunca, jamás podrá batallar.
Entonces, ¿para qué o por qué temer tanto a la muerte?

Todos nos vamos a morir en algún momento(¿suena pesimista? Me gusta llamarlo "realista").
Y todos vamos a quedar en la memoria de alguien, eso es seguro. Todos, calculo yo...

Y al respecto, leí dos cosas hoy:

1) "Todos los hombres ansían no desaparecer después de muertos del recuerdo de sus semejantes; los grandes ambiciosos aspiran a la gloria póstuma: este deseo deriva, en nuestro sentir, del apego a la vida. Ante la precisión de decir adiós a la existencia real, nos aferramos a la única existencia todavía posible, aunque únicamente ideal, es decir, a una sombra." (*)

2) "A todos nos gusta pensar que el mundo se acaba con nosotros. Lo cierto es que nuestros conocidos, nuestros amigos y nuestros seres queridos nos sobreviven, y, a través de ellos, también nosotros. No se trata de lo que tenías, sino de lo que diste. Y no se trata únicamente de ser recordado. Se trata de dar a los demás una buena razón para que te recuerden" (**)

A todo esto y a modo de despedida(porque siento que me fui de mambo y escribí demasiado), ¿vale la pena preocuparse por la muerte? 
Como decía por ahí La Renga: "la muerte está tan segura de vencer que nos da toda una vida de ventaja".(estoy segura que era La Renga).

La pregunta ahora es: ¿Nos estamos preocupando, realmente, de vivir nuestras vidas? ¿O sólo somos marionetas sin vida que vamos de aquí para allá moviéndonos porque sí nomás?
Pregunta problemática a estas alturas. Como para discutirla cara a cara con uno mismo.

Me despido de momento. Que andes muy bien.

                        Y.


(*) "Alrededor de la filosofía"_ Schopenhauer
(**) "Ghost girl"_ Tonya Hurley

No hay comentarios: