lunes, 7 de julio de 2014

No quiero.

No quiero que se termine esta semana.
La verdad, es que estoy disfrutando de lo lindo estas semanas de vacaciones.
Y cuando se terminen, voy a querer que lleguen las vacaciones de verano de una buena vez.
Me la he pasado leyendo y jugando videojuegos. O durmiendo cuando tengo sueño. Y he tenido poco sueño. Lo que más he hecho ha sido leer de todo un poco.

Y hay un montón de cosas que quiero leer. El hecho es que todo a la vez, NO puedo.
Y no sé por dónde carajos empezar a veces y eso me vuelve loca. Literalmente.
Camino de acá para allá debatiéndome: "Bueno, y ahora, ¿por dónde sigo?". Y agarro un libro, y luego otro.
Y lo termino. Y sigo con otro. Y así voy. Llenando mi cabeza de ideas.

Y mientras tanto, te pienso un poco.
Sí, te pienso. Más-incluso-de lo que quisiera.
Si pudiera conseguir o inventar alguna especie de quita corchos, pero que en vez de servir para quitar corchos de botellas, me sirva para extirparte de mi mente. Eso estaría bien. O no.
No sé si estaría bien. No sé siquiera si quisiera quitarte de mi cabeza.
Me gusta que estés ahí. Me gusta pensarte. Y me gusta que te me aparezcas cuando menos lo espero.
Sí. Me gusta pensarte y pasarme distraída en eso.
Me encanta. Vos me encantás. Demasiado.
MIERDA!!!!!

Te darás por enterado de una buena vez? Así no tengo que disimular más nada de esto. Hasta vergüenza me da. Hasta pienso que te estoy engañando por no decírtelo de una vez por todas..
MIERDA!!!!

Uno de mis cactus.

Sr. Cactus en compañía de Sr. Libro y Don Dragón. ?

Estas medias me las regaló mamá. (?



No hay comentarios: